Fortaleza emocional con flores de Bach

Las flores de Bach son un conjunto de remedios florales que nos ayudan a fortalecer nuestras emociones. Su forma peculiar de ayudarnos requiere de la voluntad de la persona en querer sanar y aprender de nuestras emociones, comprendiéndolas de manera profunda y saber aprovechar su potencial positivo.

Las flores de Bach están formadas por 38 remedios más el Remedio Rescate, este último esta formado por una mezcla de 5 flores que el mismo Dr. Bach eligió para momentos de urgencia u ocasiones difíciles de afrontar.

Los 38 remedios florales están además agrupados en 7 grupos emocionales principales que son el grupo del miedo, soledad, incertidumbre, preocupación por los demás, soledad, falta de interés en el presente y la hipersensibilidad.

Como comentaba al inicio las flores de Bach nos ayudan de forma peculiar, adentrando a la persona en un proceso de aprendizaje cuyo objetivo es dejar atrás el aspecto negativo de la emoción, que además nos bloquea e impide avanzar, para extraer las ventajas y aspectos positivos de ella, de esta manera nuestras emociones pueden convertirse en aliadas y ayudarnos a mejorar la vida.

Para esto es interesante apreciar como el Dr. Eduard Bach fue pionero en lo que actualmente se conoce como inteligencia emocional, de manera que las emociones no son buenas o malas, sino que las identificamos con sensaciones físicas agradables o desagradables y responden a una necesidad, es decir, el cuerpo te pide que le prestes atención.

Las emociones interpretadas de manera errónea interrumpen el proceso natural de aprendizaje de la vida, pues cada emoción tiene algo bueno que decirte y por tantoaporta información de la que podemos aprender.

Pues un miedo puede ayudarnos a fomentar la confianza, la soledad en altruismo hacia los demás, el exceso de responsabilidad en saber delegar e incluso a saber decir no en positivo.

Sentirse dueño de uno mismo requiere saber aprender de las experiencias de la vida que además vienen siempre acompañadas de un buen puñado de emociones.

La montaña rusa de las emociones no está para otra cosa que no sea ayudarnos a dar pasos
hacia delante, a conocernos mejor, a cuestionarnos en cada momento en el que la vida nos pone en un cruce de caminos y saber cual es la dirección a tomar, siempre para ir a mejor.

Es cierto, nadie dijo que el camino era recto, llano y ascendente, por eso se parece más a una montaña rusa, así que mejor tomarlo con curiosidad y ayudarse de las flores que nos muestran su lado positivo.

La salud es nuestra herencia; nuestro derecho. Es la unión plena y completa entre el alma, la mente y el cuerpo; y esto no es un ideal lejano, difícil de alcanzar, sino uno tan fácil y natural que muchos de nosotros lo pasamos por alto

Dr. Edward Bach


Texto escrito por: Karina Morales
Practitioner número ESP-2019-0122K
Por el Dr. Eduard Bach Centre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.